Poesía whatsaap

[8/21 3:53 AM] juansinombligo: La agonía de lo inconcluso es un frío perpetuo  que destruye la entraña sube por el esófago y pica la garganta. Y cuánto pica. [8/21 3:54 AM] juansinombligo: Enviar el mensaje pierde el sentido cuando la cordura muere y duele la mirada. Ya está tarde para eso. [8/21 3:54 AM] juansinombligo: El vacío se vacía para recibir lo que no tiene … Continúa leyendo Poesía whatsaap

Onfalocele: el origen de juan sin ombligo

Una amiga me dijo que otro contaría mi historia, pero quise dejarle pistas. Esta empezó antes que se contara, un puñado de átomos en el líquido amniótico flotaba. Fue en una mañana como cualquier otra en el año ochenta y siete a los veintisiete días de diciembre, mi madre creía que su día sería ir a un bautismo, pero ella rompió fuente antes de poder … Continúa leyendo Onfalocele: el origen de juan sin ombligo

Tercer entrega animales domésticos: mi iguana y la misa de las seis.

Ha llegado el final de los tiempos. Lo han dicho mi predicador, y muchos otros más, incluso años atrás. Todo es tan cambiante, que hasta podría creer que el final está por empezar. No les mentiré, soy de aquellos que quisiera ver el mundo arder. Yo y mi iguana cocainómana en realidad quisiéramos ver el mundo arder, pero acá… No para de llover. Hay mucho … Continúa leyendo Tercer entrega animales domésticos: mi iguana y la misa de las seis.

De la serie de animales domésticos: para pasar al otro mundo.

Desde muy chica sé cómo funciona el mundo. Yo he ido y vuelto, del lugar en que la mayoría van sin volver. Allá todo es igual que acá, la única diferencia es que… Nadie sufre. Nadie es feliz. Nadie come. Nadie se llena. Digamos que mi interés por el más allá… Nació el día en que mis padres me dejaron en el más acá. En … Continúa leyendo De la serie de animales domésticos: para pasar al otro mundo.

De la serie animales domésticos: Lo que ayer me dijo nuestro perro por la ventana

Ayer cuando pasé a visitarte no estabas, pero, se asomó el perro por la ventana. Siempre has sabido, desde nuestra ruptura, que lo quería para mí, pero tú, generosamente te lo quedaste. Sabías que le haría daño, apenas se cuidar de mí mismo, y lo hago a medias.  Sabías que lo quería vivito y coleando y bajo tu tutela al menos lo vería una vez … Continúa leyendo De la serie animales domésticos: Lo que ayer me dijo nuestro perro por la ventana

Sofía absenta mi existencia como procesador de textos.

Advertencia: el texto que leerán a continuación tiene una gran dosis de surrealismo, no es apta para defensores de la realidad y el pensamiento concreto. Mi nariz está a 3 mm, 5 mm, 8 mm, de la pared agrietada, bueno, ambas, tanto mi nariz como la pared, e incluso mi corazón están así, agrietados; la nariz, muy probablemente a causa del alto consumo de grasas … Continúa leyendo Sofía absenta mi existencia como procesador de textos.

La novena cita, y el poema de la servilleta.

Unos encuentran el amor a la primera, bendecidos y afortunados; otros a la tercera es la vencida, pero hay extraños seres en el mundo que deben pasar por los nueve círculos de Dante para alcanzar el amor. Yo estoy acá en un parque acuático alimentando pingüinos, ¿Sabían que los pingüinos tienen una sola pareja toda su vida? Algo les voy a contar, es algo personal … Continúa leyendo La novena cita, y el poema de la servilleta.

MAGDALENA, NADIE ES TURISTA EN SU PROPIA TIERRA

Chek in. Chek out. No son términos que me importen porque ya he salido de este pueblo, y siempre vuelvo; no sé si es porque por acá entró todo a mi país, es más yo también entré por ese viejo puerto. Ahora está en ruinas, rodeado de bodegas con letreros incompletos, allí se pueden ver nombres y apellidos de quienes, en un tiempo, definían el … Continúa leyendo MAGDALENA, NADIE ES TURISTA EN SU PROPIA TIERRA

TAXÍMETRO EN AMOR VIAL

La conocí mientras me robaba un taxi. Era un día lluvioso y el olor a pavimento estaba presente en todas las calles, como un recuerdo del buen día que hizo ayer. Ayer me levanté y extrañamente no había luz, extrañamente había olvidado pagar el recibo, extrañamente había dejado las llaves del carro en algún penoso lugar, queriendo olvidarlas, extrañamente me veía al espejo y me … Continúa leyendo TAXÍMETRO EN AMOR VIAL